El Gran Vidrio: restaurante ejecutivo y galería de arte

Para lo cerca que estoy, he visitado pocas veces El Gran Vidrio, pero ha sido suficiente para formar una idea de lo que propone este espacio de mucha elegancia ubicado en una zona que para nada es un polo gastronómico.

Aclaro, estoy hablando de El Gran Vidrio en avenida La Voz del Interior, justo cuando pasás el bulevar Los Alemanes, pegadito a la estación de servicio YPF.

Tuve la oportunidad de compartir algunos almuerzos de trabajo en el restó y la carta me pareció de lo más acotada y efectiva que he visto. Ensaladas, sandwiches ligeros, un pescado fuerte, un plato del día para el menú ejecutivo, carne y pollo.

Salmón y salteado de vegetales

Salmón y salteado de vegetales

En cierta oportunidad no despachaban vinos en botella pero nos dejaron descorchar uno propio y en otra sí nos sirvieron por copas. La oferta, como ya dije, es acotada, pero creo que funciona bien porque el ritmo del servicio es bastante veloz teniendo en cuenta que en la zona muchos aprovechan la pausa de almuerzo laboral para visitar el restó.

Hace algunos años pude visitar El Gran Vidrio en ocasión de la Semana Gourmet, cuando asaron una vaca con cuero en el patio, y fue toda una fiesta. También en alguna muestra artística particular.

Por estos días, con la renovación del bar de la estación, el espacio se articula bien como la opción confortable para almorzar algo más que una minuta.

Huevos rotos

 

Precios en El Gran Vidrio

Los sandwiches al plato (y lamento no haber tomado fotos) están muy bien, son frescos y abundantes y no pasan los $ 100. Los platos principales, en tanto, se acercan a los 150- 200 pesos. El postre helado es un recomendado y el café espresso vale la pena.

¿Conocen este restaurante? ¿Qué opinión tienen?

Leave a Reply