La Semana del Huevo y por qué tener una gallina en casa

El huevo no es un producto novedoso, ni hemos descubierto la forma de comer todos los que queramos sin que nos reten por el colesterol. Pero este año contamos con huevos de campo producidos en casa, y eso nos acercó a la idea de celebrar la Semana del Huevo y reunir en un post varios datos útiles sobre este producto. Miren…

Semana del Huevo

Semana del Huevo

La Semana del Huevo se celebra desde 1996, cuando al Comisión Internacional del Huevo (International Egg Commission) decidió organizar el evento y difundirlo en distintas partes del mundo. ¿Cómo? promoviendo la realización de festivales, concursos de cocina, revistas, campañas publicitarias, encuentros de gastronomía, entre otros.

En la Semana del Huevo 2013 está previsto que 30 restaurantes de todo el país presenten platos y menúes promocionales creados a propósito de esta celebración.

Repasando la lista que publica la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), encontramos que en Córdoba el restaurante La Rueda (Juan Pablo II 448) de General Deheza adhiere a la propuesta. ¿Lo conocen? Tiene buenos comentarios en Foursquare.

La gallinita de los huevos de oro
¿Qué vino primero, el huevo o la gallina? A propósito de esto, en el último mes varias gallinas llegaron al patio de la casa de un familiar muy cercano a este blog, y con ellas vinieron los huevos. Con poca experiencia en el asunto, nos sorprendió ver la cantidad de huevos que puede producir y cómo esto puede cambiar nuestros hábitos alimenticios.

Gallinas ponedoras (y uno de los gallos del corral).

Gallinas ponedoras (y uno de los gallos del corral).

Como es característico, el color de estos huevos es intenso, un amarillo casi naranja que hereda esa tonalidad a cualquier plato que incluya los huevos. Además, el ahorro es un punto a favor.

En las góndolas de los supermercados de Córdoba se consigue media docena de huevos hasta por 10 pesos (Disco) y en verdulerías de barrio se puede conseguir el maple a 25 pesos.

Las gallinas, además, comen cualquier bichito que pueda andar dando vueltas por el patio y son animales mansos que responden al llamado. Una mascota poco convencional en entornos urbanos, pero mascota al fin 🙂

Update: en TuDía  cuentan algunos tips para tener una gallina ponedora en casa

¿Cómo saber si un huevo es fresco?
Los huevos duran alrededor de un mes desde la puesta, y es requisito conservarlos a una temperatura de entre 7 y 15 grados centígrados.

Para prevenir contaminación, hay que evitar evitar romperlos en el mismo recipiente donde se cocinarán.

Para saber si son frescos, al colocarlos dentro de un recipiente con agua deben irse al fondo. Si quedan flotando en la zona media, tienen más de una semana. Cuanto más flote menos fresco será, ya que la cámara de aire entre la clara y la cáscara aumenta a medida que pasan los días.

Si el huevo ya está cocido, mientras más centrada esté la yema más fresco es.

¿Cuánto pesa un huevo?
Un dato interesante para tener en cuenta al cocinar es el peso que tiene un huevo. Entero ronda los 60 gramos. En el interior, la clara representa unos 40 gramos, en promedio.

Y si falta huevo para completar una receta dulce, podemos usar media banana pisada. ¿Se acuerdan? El resultado es satisfactorio.

La importancia de consumir huevos (según Capia)

  • Los huevos no aportan carbohidratos ni gluten ni lactosa, lo que lo convierte en un alimento “comodín” tanto para diabéticos, celíacos y alérgicos a la lactosa.
  • A nivel calórico, un huevo entero aporta aproximadamente sólo 75 calorías, como una fruta mediana.
  • Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos. Esto se debe a que es la de más alto valor biológico (contiene los 9 aminoácidos esenciales para el organismo) y que son proteínas libres de grasas, representando el 10% de las recomendaciones proteicas diarias para un adulto y el 30% para los niños.
  • Grasas: las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente ácido oleico – Omega 9), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa es de fácil digestión. También están presentes la lecitina y los fosfolípidos.
  • Minerales: aporta hierro (9%), concentrado especialmente en la yema, selenio (28%), yodo (16%), fósforo (13% de las recomendaciones diarias), zinc (en la yema), potasio y magnesio.
  • Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina), concentrada principalmente en la yema, B2 (riboflavina) (cada una aporta el 20% de la recomendaciones diarias) y B7(biotina) (que aporta el 33%). Así mismo nos aporta vitamina B1 (tiamina), niacina (vitamina B-3), ácido fólico, vitaminas A, D (el 12%) y E (en la yema). Es importante señalar que los huevos poseen colina (el 40%), muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico. Por otro lado los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a disminuir el riesgo de padecer trastornos oculares como las cataratas y la ceguera.

¿Qué es pareció toda esta información acerca de los huevos? A comerlos sin culpa esta semana. Y si se les ocurre una receta interesante con ellos, esperamos que la compartan 😉

3 Comments
  1. Muy buen resumen. El año pasado saqué un post acerca del mismo tema en la fecha correspondiente, aunque sin el relato de las gallinas propias, ja !
    Es increíble cómo cambia el resultado final en la pastelería según los huevos sean caseros o no los huevos.
    Saludos!

  2. Pingback: Flan con hierbas aromáticas: un postre cordobés con aire serrano |

  3. Pingback: Handsfree Blog Site Income

Leave a Reply