Lavazza llegó a Córdoba: café espresso directo desde Italia

Los trenes italianos no esperan a nadie. Así que tomamos un taxi por 10 cuadras para no perderlo. El día anterior lo habíamos descartado con frustración cuando caminando hacia Termini vimos que faltaban tres cuadras y menos de 10 minutos para partir.

El viaje de Roma a Asís demora unas dos horas y media y tiene una parada: Foligno, un poblado medieval en Perugia. Desde el paisaje hasta las pizzas apiladas en un mostrador del bar, todo es parte de la Italia profunda.

Cuando llegamos, dos de los viajeros salieron a caminar el pueblo y otras dos nos sentamos frente a una tacita de macchiato tan linda como breve; intensa como se bebe el café en Italia.

#Macchiato #coffee #latte #italy #breakfast #lavazza

Una publicación compartida de Córdoba en sabores (@cordobaensabores) el

El paseo en Asís fue de los más lindos que hicimos en ese viaje. Un solo día de caminar y perderse en un entorno de película, con flores, arcadas, calles de piedra y construcciones con vestigios de hace 600 años.

Por eso cuando recibí la noticia de que Lavazza llegó a Córdoba se me llenaron los ojos de recuerdos.

Es que la distribuidora cordobesa Vendro, que provee máquinas de vending a empresas, hoteles, bares y restaurantes, ahora trae directo desde Italia las máquinas de espresso y las cápsulas de este café de muy buena calidad.

En una pequeña demostración pude probar el blend “dolce” que es una de las seis variantes que distribuyen. El costo de las cápsulas es de unos 11 pesos, entre 5 y 7 menos que las Nespresso.

Lavazza

Lavazza

Los blends de café Lavazza están pensados para sumar una oferta de calidad superior para los actuales clientes de Vendro y también para captar nuevos públicos. Proyectan para fin de año comercializar entre 250 y 300 máquinas expendedoras.

¿Cúanto debería costar un café que llega desde Italia a tu taza? ¿Qué comparación se puede hacer con el mercado local? Pienso que en el mundo del café – como en el del vino o el aceite de oliva- una vez que el paladar comienza a percibir las diferencias y las propiedades de cada producto se estilizan nuestras elecciones. El disfrute está a sus anchas.

Un detalle que hace especial este desembarco, según nos contaron desde Vendro, es que la empresa italiana Lavazza tiene una tradición familiar de hace 120 años y escogió a la cordobesa porque también tiene una historia -aunque más joven- de empresa gestionada por sus propios dueños.

Conozco a varios café-adictos que disfrutarán de saber que Lavazza empieza a formar parte de la carta de espacios públicos en Córdoba. Para quienes no la conocen, es una gran oportunidad de tomar café como en Italia, pero sin pasaporte.

Lavazza

Lavazza

 

Dejá una respuesta