Mery Kramer enseña a preparar el mejor té

Arabis tuareg, by Mery Kramer.El saquito guardalo para el próximo invierno, porque el té que está de moda no es de hierbas, es en hebras, y el cambio es tan interesante que una experta llega a Córdoba para dar una clase magistral sobre el tema.

“El té es detenimiento, servicio, compartir”, resume Mery Kramer, diseñadora de blends y cofundadora de la marca Teeson, The New Tea Experience.

¿Qué es lo que cambió entre aquella costumbre del “tecito con miel” para el dolor de garganta y los flamantes tea shops (tiendas de té) o casas de té que abundan por el país? “Los argentinos se hicieron gourmands, como dirían los franceses, se dan los pequeños lujos de descubrir y disfrutar las cosas buenas de la vida”, celebra la experta. Y esta tendencia también incluye las nuevas nuevas variedades que se venden en los supermercados y amplían el colorido de la alacena.

El Establecimiento Las Marías (líder en yerba e infusiones) asegura que el consumo anual promedio es de 300 gramos de infusiones por persona. Según un estudio de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), el consumo de té se incrementó un 38,1 por ciento entre 2005 y 2010.

Arriba el té. Según Kramer, el té corre con ventaja por sobre otras bebidas: “Podés acabarte teteras enteras y manejar; cocinar con té. Con los blends (mezclas de hebras, a veces con aceites esenciales y frutas) de rooibos (planta africana), se puede incluir ‘en el ritual’ a un bebé de tres meses con cólicos, a una persona mayor o estresada con acidez, ¡hombres y mujeres por igual!”.

A la hora de elegir un buen té, la especialista recomienda comprar el té en hebras por sobre los saquitos y animarse a ir a una tienda especializada. “Allí podrán experimentar aromas, colores y sabores que ni se hubieran imaginado en el té”.

En cuanto a gustos, Mery asegura que los blends le ganan a los tés puros por marcada diferencia. “Elijan unas variedades para disfrutar solos, compartir, regalar y se irán felices y sorprendidos”, asegura.

Cinco consejos. Cuidar las hebras de té. No pueden guardarse en vidrio, porque no les conviene la luz ni natural ni artificial. Hay que conservarlas en recipiente cerrado, preservadas de humedad y calor.

Secar hasta la cucharita. Al servir la medida de hebras, ¡chequear que la cucharita esté bien seca!

El punto ideal. No dejar las hebras en contacto con el agua más allá del punto de equilibrio entre color y sabor del licor de té.

Filtros. El famoso filtro bolita o huevito de la abuela, el de tela, las opciones de filtros más fashion, todas son bienvenidas si ayudan a evitar que el té “se pase” y que te puedas terminar la tetera hasta la última gota.

Estiralo. ¡Hay que volver a usar las hebras del colador! Porque son súper rendidoras.

Enla web. El sitio de la diseñadora es www.teeson.com.ar. También está en la red social Facebook.

El evento. El curso intensivo con Mery Kramer será este sábado en Bruna Multiespacio (barrio Cofico). Para más información, llamar al (0351) 474-1850 y 152-38-3849. Los cupos son limitados.

Nota publicada en Día a Día

Leave a Reply