Paul McCartney en Córdoba y las milanesas de soja

Espera, hambre, frío. Una combinación que, sin mucho pensar, termina en una palabra: hambre. Ese que se hace sentir cuando pasás varias horas esperando por algo que te genera ansiedad y emoción, como el show de Paul Mc Cartney en Córdoba.

kempespaul1

En el Kempes, como en cualquier espectáculo, había puestos que vendían comida. Pero no cualquier comida, ya que Sir Paul había pedido que no se vendiera carne en el espectáculo, medida que se respetó, al menos en el interior del estadio.

Así, al visitar los puestos de comida, la oferta era de sándwiches de milanesa de soja, tortillas de papa y cebolla, croquetas de papa y queso, hamburguesas de acelga y papas fritas. Para beber:  agua mineral, cerveza, fernet y gaseosa.

Pensando más en la palabra “milanesa” que en la “soja”, encaramos la búsqueda.  El primer intento fue infructuoso: estaban preparando la comida en una cocina para repartir  a los distintos puestos.

Una hora más tarde (ya sobre las 18) pudimos hacernos de los esperados sandwiches.
milanesadesojapaulMedia hoja de lechuga, una rodajita de tomate, pan, dos sobres de condimento y la milanesa. Toda la tristeza en el primer bocado. Por supuesto que la comimos con toda la furia, pero de sabor, bueno, casi ni califica para entrar a un blog llamado Córdoba en sabores.

Las papas fritas eran otra opción que elegimos (más vale malo conocido) y el descubrimiento, una gaseosa de lima con limón, muy rica.

papafritaspaulAsí y todo, el hambre volvió, al rato, pero nos íbamos quedando cortos de presupuesto y ya empezaba el show al que fue el staff completo de Córdoba en sabores.

CESstaff

Decidimos que con algún chicle o caramelo mejor aguantar hasta el final. Todo fue magia durante las dos horas de concierto.

 

Afuera del estadio, el humo de choris inundaba el ambiente. Así como algunos corrieron para encontrar un buen lugar ne el campo antes de ver a Paul McCartney, otros corrieron a la salida del show para buscar el ansiado chori.

El mejor marketinero, y el que más público reunía en fila para comprar, fue un puesto que usando una pantalla gigante sobre el techo proyectaba videos de los Beatles. Esto sí que es tenerla clara.

choripaul

¡A tomarlo con humor! En medio de la polémica por la restricción carnívora, un cuartetero le hizo una canción a Paul mencionando algunas delicias cordobesas.

Además de aprender rápido y saludar con el clásico”couliados”, ¿qué otra costumbre o sabor de Córdoba se habrá llevado Paul?

Leave a Reply