Punto G, bodegón serrano en Mina Clavero

Comer muy bien en las sierras de Córdoba y en uno de los sitios más visitados por turistas durante la temporada veraniega es un mérito enorme. Es el primero que cumple Punto G, Bodegón Serrano, en Mina Clavero.

No era la primera vez que probábamos comidas de Iván Dagfel y su equipo, ya que en algún Festival Peperina y en una Expo Delicatessen ya habíamos tenido la suerte de conocer el sabor chuncano, tal como se le dice a lo propio del valle de Traslasierra.

Las empanadas de cabrito (cocinado por muchas horas con hierbas serranas), que probamos a mediados de 2017 nos daban la pista de que esta cocina no es la de cualquier restaurante de temporada.

Así fue como esta visita que comenzó en Los Gigantes y le dio la vuelta a la montaña pasando por Tala Cañada, San jerónimo, Taninga, Ambul y Cura Brochero tenía que terminar con una buena cena para juntar fuerzas y retornar a Córdoba cruzando las Altas Cumbres.

Dónde está ubicado Punto G, bodegón serrano

El bodegón serrano Punto G está ubicado en una esquina, a pocas cuadras del “ruido” de Mina Clavero. Lo suficientemente cerca como para ir caminando cualquier noche de visita a la ciudad y lo suficientemente lejos como para conservar el estilo propio.

Paredes de ladrillo visto, mesas de madera, muchas botellas, una barra muy bien surtida y espacios amplios permiten estar cómodos. Hay mesas adentro y afuera, ideales para ver las estrellas en una cena.

Resalto esto porque durante el verano Mina Clavero es a Traslasierra lo que Villa Carlos Paz a Punilla: un hormiguero de personas que caminan o circulan en autos y lo que menos abunda es un espacio tranquilo y accesible andando.

Punto G está en Colón y Olmos, muy cerca del casino y la feria de artesanías de Mina Clavero, a unas pocas cuadras del río.

La comida en Punto G

Comer en Punto G Bodegón Serrano te permite elegir entre clásicas minutas (hamburguesas, pastas, milanesas) y platos regionales típicos o creados allí, en los que se percibe con todos los sentidos que hay mano experta en la cocina.

La consigna es rescatar los sabores regionales y eso se ve en cada plato de la carta a partir de sus ingredientes, técnicas de preparación y también aderezos. Hay cabrito, conejo “Brocheriano”, polenta blanca, queso de cabra, hongos serranos, postres con algarroba, pejerrey…

Las hierbas son la paleta de colores con que Punto G pinta cada preparación y se sienten en cada bocado.

Como buen bodegón, tiene platos del día suculentos y generosos, de esos que en muchos despiertan la nostalgia de la comida casera: pastas rellenas de espinaca y seso, albóndigas caseras con puré a las hierbas, tapa de nalga braseada, osobuco al vino tinto, y muchas opciones del estilo que aparecen como platos del día.

Los precios: se consiguen sándwichs por 140 pesos y platos principales entre 200 y 300 pesos.

En nuestra visita probamos unos deliciosos sorrentinos de trucha con pesto de tomates secos. Como verán, la porción es más que abundante.

También elegimos otro plato, dentro de la opción de sándwichs: la sastaca, derivada de una receta de la gastronomía cordobesa que se hacía originalmente con charqui.

En esta versión tiene pan casero, tapa de asado en larga cocción con fondo de fernet y hierbas serranas, queso crema con tomates asados y verdeos, hojas verdes, mayonesa ahumada. Todo servido con papas en doble cocción y ketchup casero.

El servicio es ágil y atento a todas las necesidades. Elegimos sentarnos afuera y nos recibieron con una pasta de vegetales y pan casero durante la espera de la comida.

El cierre de la cena fue con una invitación a probar el famoso Licor del Monje, de elaboración propia. Se trata de un vodka a base de papa que se sirve bien frío y tiene el poder de impactar con un suave dejo en la boca.

Una explosión de apariencia inofensiva pero que cierra muy bien una comida bien sazonada, como cada plato del bodegón.

Otro datazo que no se ve con frecuencia en Córdoba: reciben todas las tarjetas (crédito o débito) para pagar, además de efectivo. ¡Bravoooo!

En síntesis, la experiencia en Punto G Bodegón Serrano es una de las mejores de la zona de Traslasierra. La gastronomía de esencia cordobesa tiene la oportunidad de brillar a partir de los ingredientes y de las viejas recetas que estos cocineros reinventan en cada plato. Recomiendo pasar y probar.

Aquí más fotos de los platos del bodegón.

Leave a Reply