Quinto Festival Mundial del Choripan y el Humor Cordobés

No hay forma de estar triste frente a un choripan. El ejemplo más extremo es el carrito de choris de la cancha: sea cual fuere el resultado, comiendo un chori la alegría se comparte o la pena se suaviza. Al menos por un rato.

El Festival Mundial del Choripan y el Humor Cordobés tuvo este viernes 2 de marzo su primera jornada, un estreno en el escenario de siempre – el Parque Sarmiento- y algunos debutantes en la competencia por el mejor choripan.

La risa, aliada de todos en todas las situaciones, estuvo a cargo de Camilo y Nardo y Cacho Buenaventura, entre otros representantes.

Como jurado en esta quinta edición del “mundial”, me tocó probar los choripanes gourmet y mundiales, dos categorías en las que compitieron ciudades y colectividades invitadas y restaurantes, respectivamente.

Para ser jurado del Festival Mundial del Chori hace falta ceder a las tentaciones. No se vale un tímido “hasta acá llegué” o “me estoy cuidando”. La tarea consiste en probar muchos sándwiches de esos que en el “con todo” pueden encerrar el chimichurri más feroz o las verduras más variadas; panes crocantes o tiernos, mayonesas caseras o barbacoas de chocolate.

Ser jurado del festival del chori es no tener miedo a lo que pueda pasar con tu organismo después de someterlo a este deporte extremo de comer y “juzgar” qué es lo más rico.

Los mejores choris con toques gourmet

Como ya dije, me tocó impartir justicia en la final sobre los choris elaborados por restaurantes. A mi derecha, Geo Monteagudo y Mauro de Mis Fotosecuencias hicieron la cata de todo lo ofrecido y determinaron quiénes seguían en competencia.

No miento ni exagero cuando digo que todos valían la pena y deberían ser probados. En estos sándwiches se notaba el toque de ese cocinero que quiso ir más allá del clásico chori, incorporando sabores exóticos o presentaciones dignas de ser degustadas con cuchillo y tenedor como auxiliares.

La aventura comenzó luego de que los representantes de carritos tradicionales trajeran sus caballitos de batalla. En esa ronda (que no me tocaba probar) se midieron esos choris salvadores de noches o madrugadas intensas, de mediodías improvisados, esos que no fallan.

Robertito, Luisito, Antonella, RyC, Luis, Dante, Lukitas, en seguidilla de nombres propios llevados con mucho orgullo y chimi. Verlos era un placer para los sentidos.

Los choris “mundiales”, los que venían en representación de colectividades o ciudades que no son Córdoba, llegaban por mi izquierda para ser degustados por otros tres miembros del jurado.

La propuesta de Cuba fue una de las más celebradas por su singularidad (tiene ananá) y la Deán Funes por facha y fuerte presencia en el paladar. También se llevaron buenos comentarios Austria, Croacia y el chori sin Tacc de Colombia.

El puesto de Locos x el asado llegó por primera vez y fue uno de los destacados rápidamente. La parrilla- ahumadero de tres pisos, el pan elaborado con masa madre, y el chori que simula con sus colores una parrilla con sus brasas ardiendo, tuvieron pasta de hit.

También el chori de jabalí se llevó los aplausos. En el puesto donde se distribuye, cuelgan unas graciosas medias de choripan.

El podio de los choris en el Mundial

Cerca de las 20.30 se contaron los votos y se armó el podio, que quedó de esta manera:

Mejor chori tradicional

Primer puesto: Los Amigos. Segundo puesto: Don Mario. Tercer puesto: Chori Luis.

Mejor chori gourmet

Primer puesto: Tunga!. Segundo puesto: Don Rogelio. Tercer Puesto: Locos x el asado.

Mejor chori de ciudad invitada

Primer puesto: Colectividad de Cuba. Segundo Puesto: México. Tercer puesto: Híper Rancho, el chori de Deán Funes.

Para ir al festival

El Festival Mundial del CHoripan y el Humor Cordobés sigue este sábado 3 de marzo, desde las 18. La entrada es gratuita. El evento se realiza sobre la avenida Deodoro Roca, en el Parque Sarmiento.

Habrá espectáculos humorísticos sobre el escenario y tres domos con actividades abiertas al público, entre ellas, un concurso de humor cordobés organizado por Córdoba Impro.

Dejá una respuesta