¿Cuál es la mejor heladería de Córdoba?

En la galería hay sólo tres ejemplos: Creambury, Bariloche y Grido. Pero la oferta es enorme y variada, tanto en precios como en calidad.

Se me ocurre una “primera división”, con Gatelín a la cabeza, que incluya a Nisetto, Caseratto, Andrea Franceschini, y un “nacional B” con Tio Elvio, por nombrar uno, aunque sé que todavía queda mucho afuera.

¿Qué vale más: precio o cremosidad? ¿Delivery o sillas en el local?

Anuncios

Cenas de fin de año: atentado a las dietas

Diciembre es un mes donde las fiestas de fin de año -Navidad y Año Nuevo- garantizan enormes comilonas. Y como si fuera poco, también muchas empresas, instituciones educativas y amistades optan por armar cenas, ya en restaurantes, salones o casas de familia.

Un continuo de comer y beber en sitios y con personas a las que no se puede decir que no, por más que uno pretenda verse menos mal en el verano y para ello deba perder un par de kilos.

El plato que ven en la foto fue la comida principal de la cena de fin de año que organizaron los diarios La Voz del Interior y Día a Día. Antes de eso hubo una recepción con sushi, comida mejicana, sadwichs, fiambres, quesos, cazuelas de mariscos y otros sabores. El postre fue brownie con helado y salsa de frambuesas.

Más tarde, café con masitas. Luego papas fritas. Al rato mesa dulce con tartas y tortas. Finalmente, pata flambeada. Todo regado con abundante champagne, vinos, cerveza y fernet.

Si alguien conoce la forma más llevadera de soportar tanto placer para el estómago y el alma y no terminar con resaca a diario, está invitado a comentarla 🙂

Cosas que sería rico comer en Córdoba: tequeños

Cosas que sería rico comer en Córdoba: tequeños


La idea era tomar una cerveza y nada más. En Caracas la noche aparece a las 17.45 y ya como a las 19 este cuerpo trastornado por la oscuridad pedía cena. Pero no es lo acostumbrado.

Lo acostumbrado, el “pasapalos” más común a esa hora, son los tequeños: cilindros de queso rebozados y fritos, que se acompañan con alguna salsa.

En el café Arábica, de Palos Grandes, venían en una fuentecita bien linda, cuyo centro era un cuenco de salsa, mix entre mermelada de frutilla y ajíes. Picaba y complementaba muy bien el sabor del queso tibio.

Los tequeños aparecen en cualquier trago entre amigos, inclusive en las bodas. Y no defraudaron. Sufi para tirar hasta la cena.

Vale la advertencia: los tequeños quizás fueron uno de los platos más amables de Venezuela, donde las frituras están a la  orden del día y la tocineta (panceta) copa hasta el desayuno.

Ceci

¿Qué comeremos en el avión?

Los que viajan en primera clase, tienen algo de margen para decidir qué van a comer o beber durante un vuelo. Los que vamos en económica, especulamos sobre la sorpresa que puede deparar el snak o el servicio de cena o almuerzo en el aire.

Así fue que en ese vuelo de LAN, de Córdoba a Lima (Perú), el paquetito verde y azul lleno de flecos se llevó las miradas ansiosas de todo el mundo.

Era nada más y nada menos que un bombón bañado en chocolate, no apto para gente que censure su golosería. Práctimanente del tamaño de un huevo, y todito de dulce de leche. ¡Bomba!

Lo que se ve al lado es un sandwich de jamón y queso con una capa de ricota con espinaca. Parece más rico de lo que en realidad era.