Emprendedores que mejoraron el sabor de la cuarentena

Cocinar para otros es un acto de generosidad que involucra tiempo y dedicación, y también una herramienta de resiliencia. En plena pandemia por Covid 19 descubrimos cuatro emprendedores que mejoraron el sabor de la cuarentena.

Es imposible hablar de algo sin mencionar lo que nos pasa en el encierro. En el caso de la cocina, no puedo pensar en qué comemos sin pensar en cómo afectó nuestros hábitos la pandemia.

Mientras algunos rubros sintieron el impacto de la cuarentena y cayeron en picada, algunas personas encontraron en sus habilidades culinarias una oportunidad para generar ingresos. 

Muchos emprendedores, vecinos, familias y restaurantes se reeditaron para salir a flote en la crisis con la venta de alimentos.

En ese blog decidimos elegir cuatro historias cercanas de auténticos amantes de la buena gastronomía que antes nos deleitaban en “privado” y que se adaptaron o expandieron las fronteras de su cocina casera y de buena calidad.

Dolce Tita

El nombre alude a recetas de abuela y en efecto, las tartas, alfajores y pastafrolas de Dolce Tita vienen de lo sembrado antaño por la abuela Tita.

Tartas de duraznos, coco y dulce de leche, chocolate, lemon pie, alfajores de maicena (los de la masa más tierna del condado) y budines, se ofrecen por encargo.

Tenemos la suerte de haber probado todo el catálogo de estas preparaciones porque han estado presentes desde hace años en mesas festivas familiares y sabemos que ahora salen “afuera” con el mismo cariño en su elaboración.

¿Cuál es nuestra preferida? La torta cabsha: el chocolate que se derrite en cada bocado y se mixtura con una dosis generosa de dulce de leche y base también chocolatada… Mmmmh!!!

Dolce Tita tiene ediciones especiales como la que hizo esta semana por el Día del Niño que rompen con la regalería tradicional y permiten acercarse a los afectos desde un mimo al paladar.

Otro punto a favor son los precios. Pueden ver en la cuenta de Instagram de Dolce Tita la lista de productos y precios. Les aseguro que no salen de ahí sin encargar algo.

Placeres del fuego

El nombre Placeres del fuego remite a Tierra del Fuego, provincia que habitó Martín, el cordobés creador de la marca, durante muchos años.

El segundo de estos cuatro emprendedores que mejoraron el sabor de la cuarentena identifica a sus productos con ingredientes de primera calidad y elaboración artesanal.

“Desde la mermelada con que relleno los alfajores, la masa y todo el proceso son artesanales. No uso premezclas ni margarinas, y a eso los clientes lo valoran”, cuenta ese joven gastronómico.

Con experiencia de muchos años en cocina y pastelería, detrás de Placeres del fuego hay una búsqueda por salirse de la media y expresar en cada producto la excelencia.

Ver esta publicación en Instagram

Alfajores de chocolate blanco y nueces. Tremendos! ✨Vos, qué esperas para probarlos? Mándanos un mensaje por privado. Estamos en Córdoba (zona norte) hacemos envíos 🚙

Una publicación compartida de Placeres Del Fuego (@placeresdelfuego) el

Los alfajores de chocolate bañados en chocolate fueron la especialidad con que debutó el emprendimiento. Más tarde se sumaron los de nuez, y los rellenos de mermelada de naranjas casera.

Ahora también hay tartas con base de masa sablé y rellenos generosos en equilibrio para que se sienta cada sabor en lograda combinación.

No recomendamos este producto a quienes se miden con los postres. Francamente, con Placeres del fuego en casa no creemos que vayan a lograrlo.

GUT!

Conocido en Almafuerte por sus espléndidos sándwiches de miga, GUT! también ofrece tablas de fiambres, que incluyen salsas caseras y exquisitas brusquetas.

El proyecto nace cuando Martina, la creadora de la marca, estaba en Alemania y ahí se inspiró en el idioma para encontrar una palabra fuerte y significativa: gut, que significa “bueno”.

“Todo comenzó más por una necesidad personal que de mercado, pero con el tiempo fui aprendiendo y adaptando. Siempre aposté a un sándwich fresco, recién hecho, que es lo que yo veía que faltaba”, cuenta Martina.

Sándwiches de miga de Gut!, uno de los emprendedores recomendados.
Sándwiches de Gut!

“Hay fábricas que se dedican a hacer al por mayor y es otra cosa, el sándwich artesanal que se lleva para darse un gusto, el único lugar donde se hace es en Gut!“, explica sobre esta marca que nació en 2012 y aprendió mucho en el camino.

“Vengo de una familia que le gusta mucho cocinar, pero no habían incursionado en lo comercial. Los primeros años fueron duros, yo tenía el negocio de noche y por la mañana daba clases”, cuenta sobre los orígenes del negocio.

Cuando se largó solo con la gastronomía Martina cuenta que pasó una crisis porque en invierno el negocio de los sándwiches merma e incursionó en otros productos como las tablas de fiambres y quesos.

“Ahora con la pandemia resurgió el envío de picadas, la publicidad . Mi mamá es la que hace los escabeches y del resto me ocupo yo”, finaliza contenta sobre su emprendimiento.

En el pedido más reciente que hicimos probamos lo que es para mí LA combinación deliciosa de higos, nueces y queso azul.

También se pueden conseguir de rúcula, huevo y jamón crudo; de leberwurst y pepinos; de vegetales horneados; ternera y huevo, y por supuesto los clásicos de jamón (crudo o cocido) y queso, ideales para tostar.

Productos frescos, ingredientes de buena calidad y mantener un precio accesible, esos son los pilares de Gut! Cosas ricas, que hoy tiene clientes de diferentes zonas y necesidades.

Cardamomo

Hace tiempo que seguimos el alumbramiento de Cardamomo, un proyecto lleno de diseño, recetas deliciosas y exquisitos fiambres que vienen de Isla Verde. 

Cardamomo prepara su desembarco en barrio Urca pero ya debutó con los pedidos a domicilio online para alegría de todos nosotros (y de ustedes cuando empiecen a pedir).

La panadería y pastelería que propone Mariano y su equipo tienen mucho de sabor casero que a la vez deleita la vista porque sus productos enamoran desde el aspecto tentador y el packaging.

El packaging de los productos de Cardamomo.
Así llegan a tu casa los productos de Cardamomo.

Obvio que no todo queda ahí: el pan esponjoso y con corteza crocante; los fiambres frescos y de gran calidad; postres y tortas apetitosos. ¿Por dónde empezar?

Para el Día del Padre encargamos la picada especial que venía con una tabla de madera de regalo. La calidad era excelente y la vedette, una focaccia casera que pueden juzgar con sus propios ojos.

Emprender en la pandemia

Lanzarse con un negocio es de por sí desafiante y hacerlo en plena pandemia todavía más. Las condiciones que limitan y enrarecen el mercado hoy ponen a los más valientes en carrera y vale la pena apoyarlos.

¿Conocían alguno de estos emprendedores que mejoraron el sabor de la cuarentena? Sabemos que todavía hay mucho por descubrir y los invitamos a dejar en los comentarios sus sugerencias.

Picada de Cardamomo
Una picada de Cardamomo, ¿te tentaste?

Dejá una respuesta