Recetas en Internet: qué mirar antes de confiar

Con la pandemia del covid-19 muchos se volcaron a cocinar obligados por la cuarentena y la Web es la gran fuente. Pero cuidado, frente a tantas recetas en Internet: qué mirar antes de confiar.

Como gran consumidora de recetas online, libros, programas de cocina y claro, por haber hecho varios cursos de cocina de todo tipo, estoy convencida de que en Internet hay respuesta para casi todo.

Qué mirar antes de confiar en una receta de Internet.
Qué mirar antes de confiar en una receta de Internet.

Sin embargo, como ocurre con la infodemia respecto a qué es cierto y qué no del coronavirus, hay que saber separar la paja del trigo en cuanto a recetas y tips de cocina en Internet.

Está claro que confundirse o hacer mal un tip de cocina no es tan grave como caer en una desinformación sobre cuestiones de salud global, aún así es penoso equivocarse cuando conseguir ingredientes y alimentos se torna más difícil por la cuarentena y la economía en franca caída.

Anteponiendo mi visión de periodista por encima de la de cocinera, y por haber ayudado a varios amigos “en apuros” por recetas fallidas, creo que viene bien un ojo crítico sobre las recetas en Internet.

Qué mirar antes de confiar en una receta de Internet es casi como hacer un fact checking (a pequeña escala) que nos evitará algunos fiascos.

Cinco consejos sobre recetas en Internet: qué ver antes de creer

Quién es el autor. Como ocurre con las noticias en general, en las recetas en Internet hay que mirar el emisor del mensaje antes de darle crédito.

No es lo mismo seguir un consejo de cocineros como Jamie Oliver o Pedro Lambertini, que publican videos en vivo o posteos en redes con sus recetas y consejos, que escoger la primera opción que arroja el buscador ante una duda.

Errores de cocina en Internet.

La relevancia del autor tiene mucho que ver. Para esto es bueno armar una lista personal de fuentes con información que se renueve regularmente y que sea de probada eficacia.

La mayoría de los cocineros famosos tiene ya sus redes sociales con información de sus platos o sitios web de sus recetas. Lo mismo con los canales de cocina como Food Network o Gourmet.

Esto equivaldría a ver la “fuente oficial” con la particularidad de que podemos adecuarla a nuestro gusto y paladar: cocina más o menos picante; cocina argentina o de otro paìs; bajas calorías o sin gluten; o lo que quieras.

Contenidos propios y originales. En esto creo que los blogueros de cocina siguen teniendo vigencia porque se ocupan de “hacer” o probar antes de publicar.

Sitios como Mis fotosecuencias, Fondo de olla, Locos x el asado, Paulina cocina, Directo al paladar, o este mismo blog, tienen diferentes focos pero se precian de trabajar con info de primera mano.

Te vas a dar cuenta en que la mayoría de sus fotos son propias (caseras o profesionales), sus opiniones siempre subjetivas, pero dan cuenta de que hay un relato y una persona que “firma” lo que va contando.

Mi alacena de especias.

Cuidado con las listas populares. El contenido agrupado en ítems, ránkings o listas es uno de los que más rinde en Internet y por ello, si prestamos atención podremos encontrar listas repetidas de consejos. ¿Alguno de los que publica probó estos consejos? No lo sabemos.

Por lo pronto, volver a los primeros dos recaudos: asegurarse quién está poniendo “la cara” por esto y cuánto de experiencia o conocimiento propio hay en lo que se publica.

La prueba del tiempo. ¿No sabés si confiar en un nuevo sitio de cocina que encontraste? Fijate cuántas recetas tiene, quiénes las escriben, si es generalista o se dedica solo a cocina.

Prestar atención a las indicaciones sobre recetas: qué tiempo llevan publicadas y cuáles son los comentarios de los usuarios. La comunidad ayuda a detectar lo que sirvió y lo que no.

Ante la duda, preguntar. Últimamente, los cocineros famosos y también los sitios web de cocina con mucho interés en dar un buen producto a su audiencia establecieron canales más estrechos e interactivos para responder a la demanda.

Narda Lepes, por ejemplo, comenzó a brindar ideas en Twitter para cocinar platos con “lo que hay en la heladera” para que las personas no rompan la cuarentena y se queden en casa.

Lo mismo con la redacción de El comidista, uno de mis sitios de referencia en esto de bloguear sobre cocina.

En los perfiles y comentarios de sitios se pueden dejar preguntas y dudas y es muy bueno cómo ha evolucionado la costumbre de responder, aún en los más laureados cocineros.

Espero que estas ideas les sirvan y que aprovechen -quienes puedan- el tiempo extra que nos da esta situación singular del mundo para cocinar y probar.

Qué mirar antes de confiar en una receta de Internet puede ayudar a estar más cerca del éxito en la cocina que llega siempre con la práctica. ¡Y en eso todos tenemos chance! 🙂

0 comentarios en “Recetas en Internet: qué mirar antes de confiar”

Dejá una respuesta