JD, pizzas y lomos en barrio Marqués de Sobremonte

Si hubiese membresías, yo sería miembro de este “bodegón”. Una pizzería de barrio que se distingue por dos cosas básicas que necesitás tener cerca siempre: comida rica y muy buena atención.

El local de JD ubicado en la calle Diego Díaz 206, esquina Gaspar de Medina, en barrio Marqués de Sobremonte, no derrocha glamour, pero cumple, y podemos dar fe porque superamos la prueba de ir dos veces (y varias más) con buen resultado.

También tiene otra sucursal en Villa Allende que, creo, es la original y había sido recomendada por varios amigos que viven en esa zona.

Como dije al comienzo del post, este sería el lugar que elija para disfrutar de comida “chatarra” con agrado muchas veces. ¿Por qué? Porque es rica y con porciones generosas, ideales para compartir o para llegar cuando el hambre y el cansancio no te dan tiempo a cocinar en casa.

Las pizzas llegan rápido y con un tamaño que sí o sí te hará pensar en comer al otro día esa porción fría con un tecito o mate (¿Quién no lo hizo?). Y el personal te arma el paquetito si querés llevar lo que sobró.
Los lomos no tienen medias tintas: el más “tranqui” es el lomo completo, con jamón, huevos, tomate, lechuga, papas… Y el de la casa, el “Lomo JD” tiene, además de lo ya enunciado, palmitos y pimientos asados.

Por último, la buena onda del personal es un valor agregado que amerita poner por sobre la media. En los locales de comida rápida no suele ser una constante eso de atender las mesas con amabilidad, describir las propuestas, recomendar acorde al gusto de los comensales o bien, atender algún pedido especial como “sin cebolla para mí” 🙂

En fin, si andan por la zona, pueden probar y contarnos, o si ya fueron, dejar en los comentarios vuestra experiencia.

One Comment

Leave a Reply