Cómo hacer pan casero con jamón crudo y queso

En abril de 2015 comencé a vender panes caseros rellenos en la Gran feria Emprendedora de Río Ceballos.

Primero fue una apuesta divertida, con timidez, de esas cosas que uno hace como “para ver qué onda”. No sabía que encontraría uno de los lugares más lindos a los que volver cada tanto.

Luego de participar en varias ferias con panes caseros de salame, de queso, de aceitunas, con jamón crudo y queso, sumé galletas de jengibre y bombones de chocolate.

En ese camino, los sabores van marcando el rumbo y el pan casero, alimento bendito entre todos, gana el podio de los elegidos.

Además, en las ferias abundan las tortas y chocolates, pero muchos quieren comer algo salado.

Pan relleno con tres vueltas de jamón crudo #dalequeseacaban #panaderia #gourmet @granferiaamericana

Una publicación compartida de Cecilia (@chatran82) el

El pan relleno de jamón crudo y queso parmesano es sin dudas el hit de mi producción, y el más consumido en cada feria, aún antes de que salga de casa, cuando familiares y amigos esperan alrededor del horno reservarse uno.

En consecuencia decidí compartir esta receta simple, que en un video muestra cómo se hace el pan relleno de jamón y queso.

Partimos de una base de masa de pan casero a la que se le puede agregar cualquier relleno.

 

Ingredientes para 10 panes de jamón crudo

  • Masa casera de pan hecha con un kilo de harina
  •  Jamón crudo de buena calidad, 10 fetas no tan finas
  • Queso parmesano rallado grueso, 200 gramos

Procedimiento

  1. Después del primer leudado, desgasificá la masa y separala en 10 bollitos. Por otro lado, cortá a lo largo las fetas de jamón obteniendo tres tiras de cada una.
  2. Estirá cada bollito con un palo de amasar, hasta que tenga 2 cm de espesor aproximadamente.
  3. Sobre la parte superior colocá una tirita de jamón crudo y un poco de queso encima. Enrollá y “cerrá” presionando.Luego colocá otra tira de jamón y más queso; cerrá y agregá una última tanda de jamón y queso. Cerrá, presionando bien.”Coselo” haciendo presión en la masa, como diría algún profe de panadería, ya que de ese lado puede abrirse cuando esté en el horno.
  4. Estirá el choricito de masa que se formó, dándole forma de baguette. Que no sea tan larga pero sí pareja.
  5. Rociá con agua y dejá leudar al doble de su tamaño.
  6. Antes de meter al horno, pintá con huevo y espolvoreá queso rallado grueso. También se le puede espolvorear semillas de amapola.
  7. Cociná en horno entre 180 y 200 grados por 20 minutos, o hasta que golpeando la parte de abajo suene hueco.

¡Quiero ver fotos!

Leave a Reply