Torta fácil de mandarina de Tomás Sánchez

Escuché esta receta en la radio una decena de veces. La dio el cocinero Tomás Sánchez en radio Mitre 810. Pero fue mi primera gurú de la cocina, mi mamá, quien puso manos a la obra y ya la hizo un par de veces con gran éxito.

La de este sábado fue hecha con mandarinas grandotas, pero lo ideal es hacerlo con esas que tienen la cáscara finita y bien adherida a la fruta, ya que suelen ser las más dulces y jugosas. El color es mérito puro de las frutas y el aroma intenso se percibe en toda la casa desde el momento en que la masa empieza a cocinarse en el horno.

La torta de mandarinas más fácil que conocemos, y cuya “receta” comparto acá con ustedes.

Ingredientes
1 huevo
1/2 pocillo de aceite
2 mandarinas
1 taza de azúcar
1 y 1/2 taza de harina

Elaboración
Pelar las dos mandarinas y quitarles las semillas y lo más que se pueda de la piel de los casquitos (separarlos). Reservar la cáscara limpia de una.

En el vaso de la licuadora incorporar el huevo, el aceite, las cáscaras, las mandarinas, y licuar bien. Luego agregar el azúcar y el harina. La masa queda bastante flojita.

Colocarla en un molde enmantecado y enharinado. Hornear a fuego muy suave por 40 minutos (ese tiempo lleva en un savarin normal).

La torta de mandarina es muy húmeda por las frutas y el aceite. Arriba se le puede espolvorear algo de azúcar para lograr que forme una pequeña costra crocante.

Esta torta es una invitación al mate, y un salvavidas cuando caen amigos de sorpresa y no hay panadería cerca.

One Comment

Leave a Reply