Receta de empanadas árabes con proteína texturizada de soja

Cambiar hábitos no es sencillo, sobre todo si hablamos de comida. Pero cuando probamos algo que rompe estructuras es un desafío intentarlo en casa, como nos pasó con esta receta de empanadas árabes con proteína texturizada de soja

Probé por primera vez la soja texturizada en la casa de unos amigos. Había reencuentro luego de prácticamente un año sin verlos por la pandemia y la invitación era compartir una cena.

Empanadas era el menú, y mis papilas gustativas se deprimieron cuando me avisaron que todas eran vegetarianas (claro, mis amigos son vegetarianos). 

Había empanadas de berenjena, de cebolla y queso y unas árabes “raras”, de soja texturizada. Me llamó la atención lo similar al aspecto de una árabe tradicional y las probé. Delicia, mis papilas gustativas recuperaron su ánimo y me tenté en pedir la receta a la dueña de casa.

La carne es un producto delicioso difícil de abandonar, y también de reemplazar, pero cuando nos topamos con ingredientes adecuados y bien tratados es posible comer menos carne. 

Por eso compartimos esta sabrosa receta de empanadas árabes con proteína texturizada de soja creada por Cande, la misma que le prepara a su marido Ashico (el veggie).

Así viene la soja texturizada.

Ingredientes para una docena de empanadas árabes

  • Una taza de té de soja texturizada 
  • Una docena de discos para empanadas
  • Una cucharada de aceite (el que prefieran)
  • Una o dos cebollas medianas (depende el gusto de cada uno)
  • Dos tomates medianos
  • Medio limón
  • Sal, pimienta, comino y especias, a gusto
  • Hojitas de menta fresca (opcional)

Preparación de la soja: Poné la soja texturizada en un bol, añadí sal, especias (a gusto) y agua hervida (caliente) por no más de cinco minutos (posta, no más de cinco minutos para que no absorba agua de más). 

Soja texturizada hidratándose
Soja texturizada hidratándose

Una vez pasado este tiempo escurrí muy bien la soja para sacarle toda el agua y que quede lo más “seca” posible. 

En adelante, la preparación sigue como si hicieras las típicas empanadas árabes con carne vacuna.

Picás las cebolla y el tomate y luego integrás todos los ingredientes en el bol de la soja para tener el relleno. Le agregás limón a gusto, sal, pimienta y un chorrito de aceite para que la soja no quede tan seca. 

Una variante: podés agregarle unas hojas de menta picadas al relleno para que el sabor se asemeje más todavía al de una empanada árabe.

Empanadas árabes a punto de ir al horno.
Empanadas árabes a punto de ir al horno.

Por último, armás las empanadas y las llevás al horno por no más de 10 minutos, o hasta que veas que la masa ya está cocinada. 

El resultado sorprende a la vista y a muchos también sorprenderá en el paladar, ya que con un chorrito de limón antes de comerlas, el sabor es sorprendentemente parecido a las empanadas de carne.

Oportunidades de mejora de esta primera versión: masa casera para los discos, más especias y armar una salsita de yogur y menta como las que suelen ofrecer en restaurantes árabes 🙂

Una receta súper fácil, rica y saludable que vamos a repetir muchas veces más.

Dejá una respuesta