Comer con La Mona Jiménez

Una parrilla del norte de la ciudad. Un ídolo y cinco de sus fanáticos. El encuentro no fue azaroso, se organizó un concurso, se hizo un sorteo. Pero los cinco rostros que ahí estaban contemplando la estrella no salían de la sorpresa.

Los fans le cantan el cumple a La Mona

Los fans le cantan el cumple a La Mona

El miércoles 9 de enero, el mediodía me encontró haciendo videos y publicaciones en redes sociales sobre el almuerzo entre La Mona Jiménez y cinco de sus fans, invitados por Día a Día. La comida puede pasar como anécdota en el recuerdo de los homenajeados, pero para Córdoba en Sabores quise rescatarla.

La Mona Jiménez almorzó con sus fans

La Mona Jiménez almorzó con sus fans

La parrillada empezó con una entrada de brusquetas y escabeche de soja y mondongo, luego una empanadita criolla frita (deliciosa) y diferentes cortes de carne que fueron llegando en bandeja y a pedido de los comensales: costillas, bife de chorizo, lomo de cerdo, chorizo, morcilla, cabrito.

Parrillada con La Mona

Parrillada con La Mona

La Mona contó que no había desayunado, y por eso se dedicó tranquilo a la mesa. Entre historias y risas, probó de todo, y le pidió a los mozos un poco de salame de la Colonia y queso, una costillita especial, un rico vino tinto (Catena Zapata), agua mineral bien fría… Muy lindo ver que pese al acelere típico de su agitada agenda hizo una pausa para compartir una mesa como “entre amigos”.

Cabrito de Argentum

Cabrito de Argentum

A este cabrito de arriba le pude sacar tres bocados, porque, más vale que de todo probamos, pero en medio del trabajo tampoco es que nos sentamos a comer como se debe. Destacable el parrillero de Argentum.

Uno de los fans rescató como souvenir la botella vacía “de donde tomó La Mona” (¡Cómo no hacerlo!), mientras que se pasó el almuerzo sacándole fotos al ídolo, luego de acomodarse a su lado para trinchar la carne, ingerida con los nervios y la emoción que su carita no disimulaba.

Para conocer más detalles del encuentro, les recomiendo la crónica de Gonzalo Toledo y las fotos de Nico Bravo.

Anuncios

Cenas de fin de año: atentado a las dietas

Diciembre es un mes donde las fiestas de fin de año -Navidad y Año Nuevo- garantizan enormes comilonas. Y como si fuera poco, también muchas empresas, instituciones educativas y amistades optan por armar cenas, ya en restaurantes, salones o casas de familia.

Un continuo de comer y beber en sitios y con personas a las que no se puede decir que no, por más que uno pretenda verse menos mal en el verano y para ello deba perder un par de kilos.

El plato que ven en la foto fue la comida principal de la cena de fin de año que organizaron los diarios La Voz del Interior y Día a Día. Antes de eso hubo una recepción con sushi, comida mejicana, sadwichs, fiambres, quesos, cazuelas de mariscos y otros sabores. El postre fue brownie con helado y salsa de frambuesas.

Más tarde, café con masitas. Luego papas fritas. Al rato mesa dulce con tartas y tortas. Finalmente, pata flambeada. Todo regado con abundante champagne, vinos, cerveza y fernet.

Si alguien conoce la forma más llevadera de soportar tanto placer para el estómago y el alma y no terminar con resaca a diario, está invitado a comentarla 🙂