Cosas que sería rico comer en Córdoba: tequeños


La idea era tomar una cerveza y nada más. En Caracas la noche aparece a las 17.45 y ya como a las 19 este cuerpo trastornado por la oscuridad pedía cena. Pero no es lo acostumbrado.

Lo acostumbrado, el “pasapalos” más común a esa hora, son los tequeños: cilindros de queso rebozados y fritos, que se acompañan con alguna salsa.

En el café Arábica, de Palos Grandes, venían en una fuentecita bien linda, cuyo centro era un cuenco de salsa, mix entre mermelada de frutilla y ajíes. Picaba y complementaba muy bien el sabor del queso tibio.

Los tequeños aparecen en cualquier trago entre amigos, inclusive en las bodas. Y no defraudaron. Sufi para tirar hasta la cena.

Vale la advertencia: los tequeños quizás fueron uno de los platos más amables de Venezuela, donde las frituras están a la  orden del día y la tocineta (panceta) copa hasta el desayuno.

Ceci

2 Comments
  1. Pingback: Trackback

Leave a Reply