Brasil en sabores: las coxinhas

Brasil en sabores: las coxinhas

lanchonettes.jpg

Hace unos días estuve en Belém do Pará, Brasil como enviada especial de Córdoba en Sabores para comerme todo lo que encontraba y contar la aventura. Como me tomo -y me como- las cosas muy en serio, preparé esta reseña sobre la comida más consumida por todos en esa ciudad: las coxinhas.

Oficialmente, las coxinhas son un aperitivo, pero hoy por hoy se consumen durante todo el día como snack o plato único y es una de las principales “comidas callejeras” de Brasil.

Coxinhas de Brasil

La versión original de este bocado es de pollo en hebras, encerrado en una masa de harina de trigo moldeada en forma de patita, de hecho, la palabra coxinha quiere decir muslito.
Resulta que es tan práctico el sistema que empezaron a rellenarlos de cualquier carne y, en el norte de Brasil con la cantidad de pescados y mariscos que se consiguen, han logrado versiones IMPRESIONANTES, como las de camarao (langostinos) o carangueijo (cangrejo).

Para que nadie se quede con las ganas, acá encontré un video de la receta y los ingredientes están escritos abajo. ¡Gostosas!

Ingredientes:
1 taza de té de agua
1 taza de té de leche
1 cubito de caldo de carne
1/2 taza de té de puré de papas bien lisito
1 cucharada de manteca
2 y 1/2 tazas de harina común
Relleno de pollo, carne, pescado o mariscos*
2 huevos batidos
Pan rallado
Manteca, margarina o aceite para moldear las bolitas

*El relleno tradicional es de pollo en hebras, pero entre los clásicos también estan los de carne picada con huevo (casi como el de empanada), camarones picados con cebollín, cangrejo en hebras o pescado salado (tipo bacalao) frito. Yo me pondría creativa… 😉

Anuncios

Cosas que sería rico comer en Córdoba: tequeños

Cosas que sería rico comer en Córdoba: tequeños


La idea era tomar una cerveza y nada más. En Caracas la noche aparece a las 17.45 y ya como a las 19 este cuerpo trastornado por la oscuridad pedía cena. Pero no es lo acostumbrado.

Lo acostumbrado, el “pasapalos” más común a esa hora, son los tequeños: cilindros de queso rebozados y fritos, que se acompañan con alguna salsa.

En el café Arábica, de Palos Grandes, venían en una fuentecita bien linda, cuyo centro era un cuenco de salsa, mix entre mermelada de frutilla y ajíes. Picaba y complementaba muy bien el sabor del queso tibio.

Los tequeños aparecen en cualquier trago entre amigos, inclusive en las bodas. Y no defraudaron. Sufi para tirar hasta la cena.

Vale la advertencia: los tequeños quizás fueron uno de los platos más amables de Venezuela, donde las frituras están a la  orden del día y la tocineta (panceta) copa hasta el desayuno.

Ceci

¿Qué comeremos en el avión?

Los que viajan en primera clase, tienen algo de margen para decidir qué van a comer o beber durante un vuelo. Los que vamos en económica, especulamos sobre la sorpresa que puede deparar el snak o el servicio de cena o almuerzo en el aire.

Así fue que en ese vuelo de LAN, de Córdoba a Lima (Perú), el paquetito verde y azul lleno de flecos se llevó las miradas ansiosas de todo el mundo.

Era nada más y nada menos que un bombón bañado en chocolate, no apto para gente que censure su golosería. Práctimanente del tamaño de un huevo, y todito de dulce de leche. ¡Bomba!

Lo que se ve al lado es un sandwich de jamón y queso con una capa de ricota con espinaca. Parece más rico de lo que en realidad era.