La Casa de las Empanadas en Cafayate

“Las mejores empanadas salteñas de Cafayate están en La Casa de las Empanadas”. Así nos recomendaron varios amigos antes de viajar a Salta.

Pronto encaramos hacia el bodegón que estaba justo a la vuelta de nuestro hotel y a una cuadra de la plaza principal, atractivo clave de esta población de los Valles Calchaquíes.

La Casa de las Empanadas tiene la rusticidad típica de las peñas: mesas de hierro, caminos de mesa de aguayo como mantel, copas petisas y servilletas de papel.

La magia sucedió cuando apareció cuando el mozo y trajo la bandeja de empanadas.

Empanadas salteñas en Cafayate.

En nuestra visita de junio estaba vigente una promoción insuperable: una docena de empanadas (del sabor que quieras) y una jarra de torrontés Domingo Hermanos a $ 340. “¡Traiga dos promos!”, nos apuramos a pedir.

En grupo de siete personas y con hambre de todo el día pedimos más que esas dos docenas y fue porque nos tentamos con un par de empanadas recomendadas que leímos en sitios de viajeros.

Empanadas salteñas en Cafayate.

La empanada apodada “Turca” con tomate, roquefort y ajo, fue la reina de la noche. Le siguió la “Carnaval“, que no era nada más y nada menos que una suave caprese (tomate, queso y albahaca), y finalmente, la de choclo (no humita, sino choclo).

Las empanadas de carne obligaban a comer cerca de la mesa y el plato que chorreaban jugos de cocción bien calientes. ¡Qué más podíamos pedir!

A mitad de la cena un músico empezó a cantar canciones a pedido y después pasó la gorra. Como ritual de despedida, dejamos nuestra firma en las paredes que ya todos tatuaron con su nombre.

Las paredes de la Casa de las Empanadas en Cafayate.

Al otro día y antes de irnos hacia otro paseo, volvimos a pecar: pedimos una docena más de La Casa de las Empanadas para llevarnos lo más rico de Cafayate hasta en el último mordisco.

One comment to “La Casa de las Empanadas en Cafayate”

Dejá una respuesta