Ya tenemos Subway (no el que quiere Giaco)

No se trata del medio de transporte, sino de la afamada sandwichería. Por marketing, por haberlo visto en alguna película hollywoodense o una serie yankee, esta clase de alimentos siempre llama la atención.

La consigna de este local es que cada uno se arme un sándwich a su gusto. Primer dilema: ¿pan de 15 o 30 centímetros? Obvio, el de 30. Luego a elegir el tipo: de oregano parmesano, blanco, avena dulce o integral.

Elegiste el tamaño, el pan… ahora los ingredientes. Hay variedad: atún, carne y queso, pavo, pollo teryaqui, jamón crudo, y sigue la lista. Después la verdura, los condimentos y a comer. Lo más rico y recomendable: agregarle un adicional de queso a tu mega sándwich.

Yo pedí un Subway de 30 centímetros con pollo teryaqui. Rico y llenador. Después de un largo día de caminata, el sándwich alcanzó para no comer por un par de horitas.

A todo esto lo probé en Mendoza y volví a Córdoba con la idea de hacer algún comentario sobre este local. Lo primero que vi cuando regresé fueron los carteles de “Subway ya está en Córdoba”.

Prueben estimados comensales, amantes del fast food. Para matar el hambre en tres pasos está rico.

Primero fue Mc Donals, siguió Burger King y ahora Subway ¿para cuándo Starbucks? Por ahora, hay que conformarse con Star Bars, frente a las Capitalinas.

Anuncios

Hamburguesas múltiples en McDonald’s

No es un trailer de Super Size Me, pero la comida chatarra sigue siendo un imán cuando hay poco tiempo y mucho hambre. Aunque de fast food ya tenga poco por las largas filas en los locales.

En esta foto: una Magnífica doble y un Doble Cuarto de Libra con queso. McDonald’s ha lanzado varias hamburguesas con dos o tres piezas de carne en los últimos meses.

McDonalds

Los menúes rondan los 24 pesos (con papas y gaseosa mediana) y no rompen demasiado la fórmula: – carne – mayonesa – tomate – lechuga. Aunque rescato la opción de pedirla sin cebolla.

Imagen329

En Twitter todo el mundo habla de McDonald’s y de su competidor, Burguer King.

Este último todavía lidera mi elección con su Stackers en versión doble, triple o (¡Dios!) cuádruple.

¿Ustedes con cual se quedan?

Snacks Simba

Papas Simba

¿De qué otra forma podían llamarse las papas fritas en África?

Simba, el felino protagonista de la película El Rey León se erige como símbolo universal para los veinteañeros de lo que es la vida salvaje en África, tal y como la conocimos a través de los dibujos animados.

Simba significa “león” en swahili, una de las lenguas universales de África.

Los snacks más comunes en estaciones de servicio, supermercados y hasta parques nacionales se llamaban Simba y había enorme variedad: papas fritas con tomate, sabor carne, con cebolla y queso, de jamón serrano; chizitos, palitos.

Compañeros de safari que cruzaron el mar y llegaron hasta Córdoba sólo para que los amigos pudieran probarlos, los hipercalóricos snacks Simba serán siempre ideales para estómagos rugiendo.

Pannini de ternera – Il Gatto

Pannini me sonaba a “chiquito”, y con ese espíritu lo pedí una tarde cualquiera en que fui con la notebook a laburar a Il Gatto de Colón y Cañada.  Hermosa sorpresa: era un señor “lomito” de peceto con queso, enorme-fantástico-kadicard.

Otra virtud era el precio, cerca de 16 pesos, recuerdo. Añoranzas nomás, porque ya lo volaron de la carta…

Imagen049